Juana I de Castilla, más conocida como “Juana la Loca” nació en Toledo el 6 de noviembre de 1479 y murió en Tordesillas el 12 de abril de 1555.
«Fue reina de Castilla desde del año 1504 a 1555 y de Aragón y Navarra, del 1516 hasta 1555.
Según lo que se sabe, Juana desde año 1506 no ejerció ningún poder efectivo y a partir de 1509 vivió encerrada en Tordesillas, primero por orden de su padre, Fernando el Católico, y después por orden de su hijo, el rey Carlos I.» (Fuente https://es.wikipedia.org/wiki/Juana_I_de_Castilla).

A la reina Juana, se la conoce por el mito de su locura. ¿Pero estaba realmente loca? ¿O era una mujer con fuerte carácter, mal temperamento y muy celosa?
Los invito a continuar leyendo… y a escuchar el video de “Pedazos de Historia» donde el historiador Alberto Garin nos muestra un enfoque diferente de ésa realidad histórica. Vale la pena hacerlo.

(Fragmento extraído del podcast «En Libertad» disponible en @JanoGarcia)